jueves, 17 de septiembre de 2009

La sombra del adios

Hasta que porfín puedo iniciar este artículo, no cabe duda que la madrugada, una luz tenue, un vaso de gaseosa y buena música son los acompañantes perfectos para poder escribir. Y esta vez -un poco tarde en referirme al tema- trataré de recordar a aquel actor que se consagró como un astro del cine con la película "Ghost: La sombra del amor", me refiero a Patrick Swayze, quien falleció el lunes último a la edad de 57 años de edad, victima de un cáncer de páncreas, al que se le detectó a principios del año pasado.

Patrick alcanzó su plenitud cinematográfica en las décadas de los 80 y 90 con enormes éxitos de taquilla como Dirty Dancing y Ghost. Trabajos, entre otros, que le hicieron convertirse en unos de los actores más populares de la época, incluso llegándosele a considerar como el hombre más sexy vivo del mundo por la revista People.

Recuerdo cuando ví por primera vez la película, tenia mas o menos 4 ó 5 años, y veia -sin entender- como Molly Jensen -papel interpretado, magistralmente por Demi Moore, no le hacia "caso" a Sam Wheat, yo decia: "¿por qué la chica no le hace caso?, si esta en sus narices" y ya luego lo entendí conforme crecí, tambien recuerdo las escena de amor que protagonizan casi al inicio de la película, que en ese entonces para mí, era como ver una porno hoy en dia, tambien recuerdo la graciosisima secuencia en el banco que protagoniza Sam en compañia de la medium Oda Mae Brown, interpretada por la gran Whoopi Goldberg y la escena final donde Carl (Tony Goldwyn) muere de manera absurda, mientras que espiritus malignos se apoderan de él y llevarselo a quién sabe donde, esa escena si que me dio mucho miedo la primera vez que lo ví. La película termina cuando Sam regresa hacia donde estaban Oda Mae y Molly, Molly puede verlo y escucharlo, ya que había asumido una forma parcialmente visible. Luego de despedirse de Oda Mae, comparte un último beso con Molly y le dice que la ama, a lo que ella responde con "ídem" y despidiendo a su amado mientras camina hacia el cielo. Ese fue quizas, el final más emotivo que haya visto en una película.

En lo personal, siempre recordaré a este gran actor por el papel desplegado en esa película, que hacia ver su lado mas humano y sensible, ahora Patrick ya partio al cielo, no como una puesta en escena, sino en la vida real.

Descansa en Paz, Patrick. El cariño de tus fans se va contigo, IDEM a eso!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada