lunes, 16 de agosto de 2010

Perdido en Buenos Aires

Cuando tenia algo de 6 o 7 años, soñaba con viajar a Argentina, sea porque admiraba a Maradona o porque en ese entonces veía el programa de Marcelo Tinelli en un desaparecido canal de la UHF que tenía nombre de elemento químico.

Y hoy, después de 15 años, viajé al país de los gauchos, de las parrilladas, de la gente más "humilde" de esta región. Si supieran nomas, que lo más lejos que había llegado hasta este viaje, fue el departamento de Ica, sin duda, esto fue el gran salto.

Por supuesto, no viajaría solo, sino con la compañía de mi señora madre. Apenas llegamos al aeropuerto de Ezeiza, nos embarcamos al hotel que nos correspondía, para un rápido desempaco y así salir a conocer el Gran Buenos Aires.

El primer lugar a dirigirnos fue San Telmo, ubicada en la parte sur de Buenos Aires, donde nos comentaron que -a comparación de la zona norte- es donde vive la gente más humilde, de menor poder adquisitivo. La cosa es que, estando en San Telmo, entramos a algunos establecimientos y el trato de la gente era prácticamente el de esperarse, totalmente fríos, poco amables y altivos. No hubo mucho que ver por este lado de la ciudad, salvo un pequeño pasacalle y una feria ambulante, además que la zona no era lo propicia para ir a comer por ahí, nos dirigimos nuevamente al centro por medio de un taxi, que realmente sus tarifas son altas, puesto a que estas cuentan con taximetros, costandote una carrera, casi 30 pesos.

De regreso al centro de la ciudad, fuimos a la calle Lavalle, que es como la versión che del Jirón de la Unión (peatonal, con sus negocios a los lados y todo eso), y nos detuvimos a comer ahí, y a decir verdad, las opciones culinarias de Argentina son mínimas: No pasan de las pastas, carnes y fast-food. La fast-food se constituyó en mi dieta diaria durante esa semana, ya me sentía como Morgan Spurluck en su documental "Super Size Me" donde su dieta consistía en hamburguesas y papas fritas del "McDonald's" por espacio de un mes. Un poquito exagerado ¿verdad?

Al día siguiente, nos embarcamos en un city tour que comprendió los lugares más representativos de la ciudad (La Plaza de Mayo, La Casa Rosada, Teatro Colón, etc.). Quería mencionar aparte el pintoresco barrio de La Boca y el santuario por excelencia de los hinchas de Boca Juniors, "La Bombonera". Mientras estábamos en Caminito, en La Boca, tuvimos el agrado de encontrar a un compatriota que regentaba una de las tantas tiendas de recuerdos que hay en esa zona, y que nos contaba de lo mucho que extrañaba el país. Si nosotros que apenas teníamos un día en Argentina, y ya extrañabamos Perú, como será para aquellos compatriotas que se ganan la vida en otro país, que en sus ojos siempre se reflejan la promesa de un retorno a la tierra que los vio nacer.

Y así, mi mamá, yo y un buen grupo de turistas, en su mayoría brasileños, reanudamos el city tour para luego dirigirnos a Puerto Madero, donde mi mamá y yo nos bajamos para almorzar en el restaurante "Siga la Vaca", donde disfrutamos uno de los mejores buffets parrilleros de esa parte de la ciudad. Posteriormente, bajaríamos todo ese festín caminando por todo Puerto Madero y pasando por la Pontificia Universidad Católica de Argentina (UCA), que a juzgar por los rostros que veíamos ahí, si era una verdadera universidad ficha.

Otro punto obligatorio era el subterráneo, donde millones de ciudadanos utilizan diariamente los 'subtes' para dirigirse a sus centros de labores o de estudios que quedan tanto en el Microcentro como en las afueras de la ciudad.

Luego de terminar la estadía en Buenos Aires, nos dirigimos a San Carlos de Bariloche, donde en realidad no hay mucho que detallar, es un lugar hermosisimo [sic], comparable a los Alpes suizos, tamizado por la majestuosidad de su lago, el Nahuel Huapi y sus cerros Tronador y La Catedral, donde el turismo es el mayor motor económico de esta parte del país en la época de invierno.

En conclusión, fue un viaje único, donde conocimos otra idiosincrasia y que cuando uno deja su país al menos una semana, al primer día comienza a extrañarlo, valorarlo más y sentirse más orgulloso de él.

EL PERÚ ES LO MÁXIMO!!

Videos







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada