sábado, 21 de enero de 2012

Excusas, "vacas" y cosas de la edad...

Veintiún días de iniciado el 2012 y recién me digno de hacer un primer post en este año que se dice, será "apocalíptico". ¡Puras pamplinas!

Primero que nada, las disculpas del caso por hacerme de rogar en escribir un post, que como ustedes se darán cuenta ya no lo hago tan seguido como yo quisiera, tal vez porque me he vuelto en un blogger holgazán, al cual ya no se le ocurre que sonseras escribir, pero trataré de recuperar el ritmo.

¿Como pasé mis "vacas"?

La verdad es que estas dos semanas de vacaciones, las cuales terminarán este lunes, han sido -en lineas generales- buenas. No puedo quejarme, salvo el hecho de haberme quedado en la ruina económica a mitad de esta semana, pero al menos la pasé decentemente, y nada mal para ser mis primeras vacaciones laborales (o sea, ganadas por derecho de ley).


¿Qué hice? Me relajé en la piscina con algunas chelitas, emulé a un soldado raso que lucha por la supervivencia al estilo "Nacido para matar" o quizás también como un agente de la defensa nacional surcoreana al estilo "Shiri", nada más y menos que en un campo de Paintball. Y por supuesto, no podía faltar en mi agenda el juego que más apasiona y me hace sudar la gota gorda: El Pump it Up

"¡Chi, cheñó!"

Ad portas de cumplir 24 años (a la mierrrda!), y estás alturas del partido, llega la etapa donde adquieres mayores compromisos y desafíos que te impone la vida, y otra que será una constante en adelante... cuando te digan "SEÑOR" hasta el hartazgo (¡A QUE SI TE HA PASADO!), en especial los infantes.


En ese momento, tu no atinarás a decir palabra alguna y lo tomarás con normalidad, pero cuando lo meditas con mayor tranquilidad, te pones a pensar: "¡Coño, ya me estoy volviendo viejo!", desde luego tomándolo con el mejor de los humores, ya que tarde o temprano llegaría el día en que los niños te dicen "señor", "señora", cual sea el caso. Aunque claro, algunos les jode porque los hace sentir "viejos" y se comportan de manera dramática, pero otros lo toman con la mesura y la madurez necesaría, ya que al menos saben que inspiran cierto respeto y por eso se les dice así.

Al menos, las señoronas me dicen "joven" (risas).


Bueno, ya escribí lo que quería escribir, lo hice como quien hace calentamiento previo a mi próximo post, que probablemente será de Memorias, solo es cuestión de desenvolvar el "cassette de nuestras vidas" y ¡¡listo!!

Hasta entonces ^^

Luis-ito
1:01 am - 21/01/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada