lunes, 19 de octubre de 2009

De vuelta en casa, el viril Chim Pum Callao

Anteayer, El Callao volvió a festejar, la batería brava salió a sus calles con chelas en mano, y parlantes a todo volumen con la salsa dura de Héctor Lavoe y para los faites y bandidas maz naki del barrunto, el reggaeton de Tego Calderón.

¿Y por qué El Callao ha vuelto a celebrar? Nada mas y menos porque el querido Sport Boys ha vuelto a la máxima división de nuestro pintoresco balompié, venciendo en un vibrante partido, al Cobresol de Moquegua por 3-2, teniendo como principal figura, al ex-aliancista Waldir Sáenz.

Los últimos minutos fueron los mas infartantes para la hinchada porteña, porque con un empate, los moqueguanos eran los que ascendían, pero llegó el gol de otro ex-aliancista, Carlos Elías, y todo el Miguel Grau del Callao explotó, hasta que llegó el pitazo final, donde el Sport Boys confirmo que este año solamente fue para hacerse extrañar y regresar al lugar que siempre perteneció, la Primera División. Estoy seguro que mi padre -que esta en el cielo- lo celebró como nunca.

Ahora el puerto apoyará por partida doble en la máxima categoria, contando a Total Chalaco, que prácticamente se ha salvado del descenso.

No soy hincha del Boys, sino del Sporting Cristal, pero como buen chalaco, me da gusto -de corazón- que "La Misilera" haya regresado.

¡¡BIENVENIDO DE NUEVO A PRIMERA, SPORT BOYS DEL CALLAO!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada